Durante los fines de semana, y las fiestas, los mercados están cerrados, por que los bancos y los intercambios no funcionan.